Ya ha prescrito, así que os lo digo.

Estos días, coincidiendo con la polvareda levantada por la película Mar Adentro de Amenabar, Ramona Maneiro, última compañera de Ramón Sampedro, confiesa, 7 años después, que fue ella la que puso el vaso con cianuro al alcance de la boca de Ramón. Parece que este hombre sufrió al final, más de lo que él esperaba, ella tuvo que salir de la habitación por lo desagradable del asunto. Como cristiano creo en principio que no tomaría este camino para escapar de una situación de estas, digo creo porque no he estado en su piel, pero si sé que toda persona tiene derecho a decidir por sí misma, es un tema complicado, pero si es lo que él quiere, porqué alguien se lo ha de impedir, cuando a mi nadie me impide matarme fumando, viviendo en una ciudad contaminada como Madrid, comiendo comida basura, con el coche, vamos con lo que me da la gana.

Por Rubén García

Me presento, llevo mas de 15 años dedicado a la programación, diseño, gestión y administración de sitios web. Tengo experiencia profesional en JAVA y PHP, también conocimientos de SEO, SEM y E-Commerce además de ser usuario convencido de Linux (Ubuntu).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.